Lo mejor de la información de México y el mundo
facebook X Instagram Youtube TikTok
Share

Video de decapitación en YouTube duró horas: ¿Por qué no se eliminó rápido?

El video de Pensilvania se mantuvo en línea durante aproximadamente cinco horas.

Letreros colocados en las oficinas de YouTube Space en Los Ángeles, el 21 de octubre de 2015. (AP Foto/Danny Moloshok, Archivo)
Letreros colocados en las oficinas de YouTube Space en Los Ángeles, el 21 de octubre de 2015. (AP Foto/Danny Moloshok, Archivo)

Publicado el

Por: Alejandro Villaseñor

Escuchar artículo Escuchar artículo

ESTADOS UNIDOS.- Un impactante video de decapitación estuvo en la popular plataforma de YouTube durante varias horas, generando interrogantes sobre las deficiencias de las redes sociales para evitar la difusión de contenido aterrador. Justin Mohn, un hombre de 32 años de Pensilvania, fue acusado de asesinato en primer grado y mal manejo de un cadáver después de decapitar a su padre, Michael, y compartir el macabro acto en un video de 14 minutos disponible para cualquier persona en YouTube.

Este suceso ha despertado comparaciones con los videos de decapitaciones publicados por el grupo Estado Islámico hace años. Mientras tanto, los directores generales de Meta, TikTok y otras empresas de redes sociales testificaban ante legisladores federales preocupados por la seguridad infantil en internet. Sorprendentemente, YouTube, propiedad de Google y una de las plataformas más populares entre los adolescentes, decidió no asistir a la audiencia.

Ver nota:
¿Adiós a Taylor Swift y Bad Bunny en TikTok? Universal retirará canciones

El video de Pensilvania se mantuvo en línea durante aproximadamente cinco horas, lo cual plantea serias dudas sobre si las plataformas de redes sociales están cumpliendo adecuadamente con las prácticas de moderación, especialmente en momentos de conflictos internacionales y elecciones presidenciales conflictivas en Estados Unidos.

No se dieron respuestas claras sobre cómo se detectó el video o por qué no se tomó acción de manera inmediata

Aunque YouTube afirmó haber retirado el video, eliminado el canal de Mohn y estar rastreando y eliminando cualquier republicación, no se dieron respuestas claras sobre cómo se detectó el video o por qué no se tomó acción de manera inmediata. La plataforma de video asegura utilizar inteligencia artificial y moderadores humanos para supervisar su contenido, pero la situación planteada por este incidente ha dejado en evidencia las limitaciones de dichos sistemas.

Las principales empresas de redes sociales cuentan con sistemas automatizados poderosos que en ocasiones pueden detectar contenido prohibido antes que los humanos. Sin embargo, cuando se trata de videos violentos y gráficos de una manera nueva o inusual, como en este caso, estas tecnologías pueden fallar. Según Brian Fishman, cofundador de la empresa de tecnología de confianza y seguridad Cinder, este incidente pone de manifiesto la necesidad de seguir mejorando los sistemas de moderación de contenidos.

En conclusión, el video de decapitación en YouTube ha reavivado el debate sobre la efectividad de las empresas de redes sociales para prevenir la difusión de contenido aterrador. A pesar de los esfuerzos por parte de YouTube para retirar el video y tomar medidas contra el responsable, queda claro que se necesitan mejoras en los sistemas de moderación para garantizar la seguridad de los usuarios en estas plataformas.

Noticias Relacionadas