Lo mejor de la información de México y el mundo
facebook X Instagram Youtube TikTok
JORGE A. PÉREZ

Optimus

Por: JORGE A. PÉREZ

Publicado el

Le magistrade

“Las redes sociales son del diablo”, esta frase la escuché hace ya varios años y no alcancé a dimensionarla hasta ahor

“Las redes sociales son del diablo”, esta frase la escuché hace ya varios años y no alcancé a dimensionarla hasta ahora, en que se hace evidente que el uso de las mismas es lo que provocó la muerte del Licenciado Jesús Ociel Baena Saucedo.

Independientemente de la línea de investigación de la Procuraduría de Aguascalientes, en el sentir de la sociedad queda claro que lo que le sucedió fue un crimen de odio, con todas las características de la intolerancia que se tiene para la comunidad LGBT y más.

Su protagonismo en redes sociales, solo se interpreta como la máxima expresión de orgullo de lo que era, de lo que promovía y del espacio que había logrado para él, pero sobre todo la demostración de que esa comunidad tan horrorosamente menospreciada, tenía derechos y podría acceder a cualquier lugar.

El fallecimiento por cortadas con navaja de rasurar, resulta una grotesca forma de condenarlo al olvido legal, por tratarse de arma blanca el caso no tiene posibilidades de atraerse por parte de la Federación, ya que se tipifica plenamente como crimen pasional.

Este recurso, tiene muchos ejemplos en toda la república de como en diferentes estados se han eliminado a actores políticos, activistas, periodistas y críticos de lo que se denomina el “establishment”, mediante la utilización de navajas, dagas, pica hielos y otras armas punzocortantes.

Las proliferaciones de imágenes filtradas a las redes sociales cumplieron su cometido, todos los críticos que no veían bien el vestuario del Abogado, por usar tacones, faldas y pintarse los labios, de inmediato llegaron a la conclusión, de que lo mató su pareja, “porque por celos esa es la forma en que los Gays matan”.

Sin embargo, nadie se preguntó en redes sociales si Le Magistrade era zurdo, y por qué la evidencia de la navaja de rasurar estaba en su mano izquierda, así colocada como para que todo mundo la viera justo en el brazo inerte y ensangrentado.

Las redes sociales criticaban y mucho el que abriera el abanico con los colores del orgullo gay con su mano derecha, pero no se indignaron cuando la procuraduría supuso en la rueda de prensa, ampliamente difundida, que la navaja para matar la utilizaba con la zurda.

Tampoco investigaron como obtuvo el cargo en el instituto electoral de Aguascalientes, lo mejor era responsabilizar al gobierno federal de ello, cuando en realidad fue por una convocatoria del IFE para precisamente abrir espacios a los marginados, pero que además debían de demostrar su capacidad para el cargo.

Mucho menos se interesaron las redes sociales en publicar su “Kárdex”, el cual les podría demostrar que fue un estudiante brillante en la Licenciatura en Leyes, pero que además desde su graduación buscó el posgrado, obteniendo su Maestría y posteriormente su Doctorado.

¿Por qué es relevante este dato? Bueno pues muy sencillo, porque en nuestro país, el Doctorado solo lo poseen alrededor de 400 mil ciudadanos, es decir, 0.1 por ciento de la población.

¿Alguien puede creer el argumento de la Procuraduría de Aguascalientes de que el Dr. Baena buscó su preparación Académica para terminar matando y suicidándose con una navaja de rasurar?

Por las redes sociales hubo amenazas de muerte, no lo menciona la Procuraduría, no entiendo porque la obviedad, se concretan a decir que no fue violada ninguna cerradura, que las cámaras no muestran que alguien más hubiera estado en casa.

La indignación que causaron sus videos en redes, pueden ser la causa de este crimen de odio, pero nadie lo investigará, ellos los policías de Aguascalientes ya llegaron a su conclusión y además no encontraron ninguna huella dactilar en el domicilio.

La figura de un Magistrado Electoral es de importancia, ojalá que la federación atraiga e investigue a fondo lo sucedido, caiga quien caiga, pues el camino fácil a la dictadura es el homicidio doloso.

Y si hay alguien en gobierno que se sintió ofendido por el protagonismo del asesinado, o por el lenguaje inclusivo que utilizaba tanto él como el INE, es justo que purgue condena.

Resulta relevante el trato en redes sociales a los hechos, están más preocupados muchos por el lenguaje inclusivo que por el asesinato en sí, pero les tengo una mala noticia para su intolerancia, el INE lo definió así: LE MAGISTRADE.


Jorge Alberto Pérez González

www.optimusinformativo.com

optimusinformativo@gmail.com

Comparte esta nota Copiar Liga
URL copiada al portapapeles