Lo mejor de la información de Ciudad de México, el país y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
Media CDMX

Un año sin justicia para los migrantes

En Otras Palabras con Sofía Otero

Publicado el

Por: Sofia Otero

CIUDAD DE MÉXICO.- Se cumplió un año desde que 40 migrantes murieron en un centro de detención del Instituto Nacional de Migración en Ciudad Juárez, 27 más resultaron heridos. A pesar de la mediatización de esta tragedia, sólo 29 familias han sido indemnizadas, y el titular del INM, Francisco Garduño Yáñez, continúa en su puesto.

El 27 de marzo de 2023 estalló una protesta en la que hubo un incendio provocado. El fuego y el humo se expandieron rápidamente y los elementos a cargo de este centro no dejaron salir a los migrantes de las jaulas en donde los tenían. Más que un “centro” era una cárcel. Primero el gobierno dijo que no les pudieron abrir porque no tenían las llaves, pero una investigación de La Verdad Juárez, Lighthouse Reports y El Paso Matters reveló que esto era falso. Tenían las llaves y pudieron liberarlos, pero decidieron dejarlos morir sofocados o por las llamas.

La protesta en las instalaciones en Ciudad Juárez no fue un caso aislado. Migrantes han denunciado que dentro de los centros reciben tratos inhumanos y hasta extorsiones de las autoridades. Por eso, de 2018 a 2022 se tiene registro de al menos 41 revueltas. Esto dado que el INM se ha visto rebasado ante la política de criminalización. El gobierno federal ha decidido perseguir a los migrantes más que a los delincuentes. De acuerdo a datos del INEGI, en un año la Guardia Nacional capturó a 2 mil 814 presuntos criminales y en contraste detuvieron a 177 mil 166 migrantes.

La estrategia de criminalización fue implementada para quedar bien con Estados Unidos, cosa que hasta el expresidente Donald Trump ha presumido. En agosto de 2023, durante un evento en New Hampshire, el republicano aseguró que México le dio miles de soldados gratis, aportación que consideró más provechosa que algo de dinero para construir su muro.

La crisis migratoria en nuestro país no va a detenerse hasta que los gobiernos reconozcan que la migración es un derecho humano. Deben entender que la gente emigra no por gusto, sino por necesidad, y que lo esencial es atender las causas de raíz, no sólo meter a personas huyendo de pobreza y violencia en jaulas. 

Ver nota:
Los falsos estudiantes de Ayotzinapa en la Ibero

Noticias Relacionadas