Lo mejor de la información de Ciudad de México, el país y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
Media CDMX

En defensa de la democracia

Más Allá de la Noticia

Publicado el

Por: GREGORIO MARTÍNEZ

Escuchar artículo Escuchar artículo

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando faltan poco más de tres meses para las elecciones presidenciales en México, el domingo 18 de febrero se realizó en más de 120 ciudades la denominada “Marcha por Nuestra Democracia”.

Como bien se dijo ahí, hace apenas cuatro décadas no teníamos elecciones libres en nuestro país, no había instituciones que protegieran efectivamente nuestros derechos y no había espacios para que la diversidad política se expresara. Estábamos gobernados por un partido hegemónico y autoritario.

Se recordó que la democracia en México es el resultado de muchas luchas ciudadanas que costaron esfuerzo, dedicación y hasta sangre.

Lorenzo Córdova, ex Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral, quien fungió como orador en la concentración en el Zócalo de la Ciudad de México, habló de lo que está en riesgo.

  • Primero, las reglas y las condiciones que nos permiten votar en libertad, con órganos electorales confiables, autónomos del poder e independientes de los partidos políticos. Hizo referencia a las iniciativas que buscan destruir al INE y controlarlo a través de una elección directa de sus consejeros.
  • Segundo, están en riesgo las instituciones de la democracia. El INE, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los organismos autónomos. Hay quien dice que “las instituciones sí se tocan” ¡Claro que sí, pero sólo si es para mejorarlas!
  • Tercero, nuestra Constitución, que es reflejo de los intereses y la voluntad de todos, no solo de una parte de la Nación.

Se dijo fuerte y claro. ¡Si es para desmantelarla, la democracia no se toca! Ni las condiciones para el voto libre, ni los organismos de control democrático, ni la Constitución que divide el poder y protege nuestros derechos.

La Marcha por Nuestra Democracia terminó con un llamado a la acción… a defender lo que está en riesgo…. A organizarnos para salir a votar de manera masiva… a aceptar ser funcionarios de casilla u observadores electorales, si somos convocados.

Estas expresiones libertarias, como la del domingo 18 de febrero y las dos que le precedieron, han sido auténticas, ordenadas. Desgraciadamente, han encontrado como contraparte la postura hostil y de descalificación del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien señaló que lo que hubo fue el dominio de una oligarquía corrupta.

Hoy que se acerca una elección presidencial reflexionemos en el valor de nuestra democracia. Es el fruto de una lucha ciudadana cuando la gente se hartó de la concentración del poder.

Ahora se requieren políticos de altura, reglas claras, mecanismos que eviten que una sola persona tome las decisiones, tribunales que hagan valer la Constitución y separación de poderes. Si eso se encuentra bajo amenaza, entonces tenemos serios problemas.

Solamente los demócratas pueden cuidar la democracia.

Y lo hicieron bien, miles y miles de ciudadanos que acudieron a la cita del pasado domingo… De manera pacífica.

Al día de hoy nadie puede decir que el sistema electoral que tenemos es inútil, inservible o ilegítimo.

Por supuesto, todo es perfectible.

Al margen de cualquier interés partidista, el voto y la democracia no se tocan. Hoy están bajo amenaza… y esto convoca a todos a su defensa más allá de las diferencias sociales, ideológicas o políticas.

Participar es la clave para contener la embestida autoritaria. Se debe participar en la calle y, particularmente, en las urnas, al depositar el voto libre e informado el próximo 2 de junio. Aún hay esperanza.


Ver nota:
Intercampaña

Noticias Relacionadas