Lo mejor de la información de Ciudad de México, el país y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
Media

Sistema Nórdico Mexicano

Tiempos de promesas: El desafío pendiente del sistema de salud en México. Entre Reinas y Poderes con Laisha Wilkins.

Publicado el

Por: Laisha Wilkins

CIUDAD DE MÉXICO.- Hace más de 5 años escuchamos al presidente, desde el zócalo capitalino, hacer la promesa de que, a mediados de sexenio, tendríamos un sistema de salud de primera, como en Canadá o los países nórdicos. Ha pasado el tiempo y parece que no hemos hecho más que alejarnos de eso.

México no empezó de cero este andar, existía ya un esfuerzo previo a la llegada del mandato del presidente, el llamado Seguro Popular, que no era perfecto y tenía sus recovecos oscuros, pero en su mejor momento, atendió a más de 54 millones de personas que hoy no tienen acceso a la Salud Pública.

También dijo, durante toda su campaña y aún estando ya en el poder, que no era seguro, ni era popular, pero al final del día era una base que se pudo aprovechar y que prefirió desmantelar.

Se asegura que este año, antes de terminar el sexenio, se tendrá el tan ansiado sistema, pero, al analizar datos, podemos ver que no hay nada que lo sustente.

Si se analiza el presupuesto aprobado para este año, podemos ver que el monto a invertir en todo el sistema de salud, es de apenas $990 mil millones de pesos, no representa ni un aumento del 6% con respecto a 2023, sin embargo, si hablamos de montos reales, es decir quitando el efecto de la inflación, esto es menos del 0.1%, prácticamente nada.

¿Cómo aspirar al acceso a la Salud Pública de calidad sin presupuesto? 

Por extraño que parezca, ante las promesas del presidente, este año ha habido recortes al gasto en este rubro; en lo que corresponde a vacunación se tiene una disminución constante del presupuesto y del gasto, en 2022 se gastó sólo 1 de cada 4 pesos destinados a comprar vacunas, en 2023 se llegó solo al 50% del gasto programado, y en 2024 hay un recorte, sí recorte de 4.5% con respecto al año anterior, sin contar que de 2019 a la fecha, se han dejado de vacunar a más de 6 millones de niños.

Esto debería indignarnos México era ejemplo mundial en inoculación.

Otra rama que sufrió recortes es la investigación médica, con hasta el 100% del presupuesto retirado en el caso del ISSSTE.

El que se mantuvo sin cambio, con respecto a 2023, fue el presupuesto para la compra de medicamentos gratuitos para las personas que no tienen acceso a la seguridad social, a pesar de tener documentado el desabasto de todo tipo de medicamentos, desde la insulina hasta tratamientos oncológicos, ¿y a qué ha llevado esto?

Bueno pues según el CONEVAL, el gasto de bolsillo, es decir, lo que las familias destinan de sus ingresos a la compra de medicamentos, que deberían estar accesibles en el sistema de salud, ha aumentado en casi 31% con respecto a 2018, y la solución propuesta fue una farmacia muy, muy grande pero vacía, que atiende muy pocas recetas, pero costó más de $2700 millones de pesos.

Aunque de alguna extraña manera, antes de terminar el sexenio se consiguieran todos los medicamentos y todas las instalaciones requeridas, aún así quedaría un reto enorme para el sistema nórdico prometido. Nos ubicamos en el grupo de los países que gastan poco en salud y por ende, tienen una menor expectativa de vida. Sin olvidar que somos unos de los paises con mayor presencia de diabetes y obesidad.

Lo que habría que aclarar es que el presidente no se refiere a todos estos números ni a los faltantes ni a las condiciones médicas que condicionan el futuro del país como los retos a resolver para crear un sistema de salud mejor que el de Dinamarca, no, en un sin número de veces ha dicho que lo que mejor hará es el número de personas que atenderá, ya que los daneses son pocos y los mexicanos muchos.Ese es el truco, inscribir gente lo más rápido posible, sin importar el nivel o calidad de atención que pues con estos presupuestos no puede mejorar en gran cosa.

Y no es que yo no quiera creer que el sistema de salud mexicano superará al de Dinamarca, pero es que cuando a las ideas las respalda solamente la saliva, no se logra nada y durante todos estos años, se ha mencionado 36 veces en la mañanera la misma promesa Dinamarca, reagendando y reagendado nuevas fechas con un pretexto distinto o una condición que no se había mencionado.

En fin, se agota el tiempo, estamos a finales del sexenio y la promesa quedará para que alguien la complete, o no, y simplemente se cambie por una nueva idea, una “esperanza” diferente u otra promesa de campaña vacía.

Nos vemos la próxima semana.

Noticias Relacionadas