Lo mejor de la información de Ciudad de México, el país y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
Internacional

Migrantes en apuros: La Patrulla Fronteriza deja a cientos en parada de autobús de San Diego

La Patrulla Fronteriza deja a migrantes en parada de autobús de San Diego al agotarse ayuda municipal.

Migrantes descargan sus pertenencias de un autobús al llegar a una parada después de salir de un centro de trámites migratorios, el viernes 23 de febrero de 2024, en San Diego. (AP Foto/Gregory Bull)
Migrantes descargan sus pertenencias de un autobús al llegar a una parada después de salir de un centro de trámites migratorios, el viernes 23 de febrero de 2024, en San Diego. (AP Foto/Gregory Bull)

Publicado el

Por: Alejandro Villaseñor

Escuchar artículo Escuchar artículo

SAN DIEGO, California.- Cientos de migrantes fueron dejados el viernes en una parada de autobús de San Diego en lugar de en un centro de recepción que había estado sirviendo como base de operaciones porque éste se quedó sin financiación local antes de lo previsto, lo que muestra cómo incluso la ciudad más grande de la frontera sur de Estados Unidos está batallando para hacer frente a la afluencia sin precedentes de personas.

Los migrantes, que antes disponían de un lugar seguro para cargar sus teléfonos, ir al baño, comer y organizar su viaje a otro punto de Estados Unidos, ahora se quedaron en la calle, ante lo cual grupos de apoyo a migrantes se apresuraron a ayudar lo mejor que pudieron con medidas improvisadas.

Ver nota:
Grupo de jóvenes roba autos Jaguar-Land Rover en EU (VIDEO)

Autobuses de la Patrulla Fronteriza que transportaban a personas procedentes de Senegal, China, Ecuador, Guatemala y muchos otros países llegaron al exterior de una estación de tránsito. Grupos de apoyo a migrantes les informaron que desde allí serían transportados en autobús a un estacionamiento, donde podrían cargar sus teléfonos y conseguir que les llevaran al aeropuerto. La gran mayoría tenía previsto pasar sólo unas horas en San Diego antes de tomar un vuelo o de que alguien los recogiera.

Abd Boudeah, de Mauritania, voló a Tijuana, México, a través de Nicaragua, y siguió a otros migrantes hasta una brecha en el muro fronterizo, donde se entregó a los agentes el jueves tras caminar unas ocho horas. El exestudiante de ingeniería molecular dijo que huía de la persecución por ser gay y planea establecerse en Chicago con un primo que lleva 20 años en Estados Unidos.

Los voluntarios dieron instrucciones en inglés, español y francés a pequeños grupos, todos ellos hombres y mujeres solteros. Utilizaron aplicaciones de traducción para otros idiomas.

El estacionamiento del centro de tránsito estaba lleno de coches, por lo que los migrantes no tenían dónde estar, y no había baños públicos. Un taxista ofreció un viaje al aeropuerto internacional de San Diego por 100 dólares, el doble de lo que cobraban las aplicaciones de viajes compartidos. Algunos migrantes se dispersaron por el vecindario cuando los voluntarios no lograron contactarlos para darles instrucciones de que aguardaran en la acera.

El condado San Diego le ha dado 6 millones de dólares desde octubre a SBCS, una organización sin ánimo de lucro antes conocida como South Bay Community Services, con el fin de que proporcione estaciones de carga de teléfonos, alimentos, asesoramiento sobre viajes y otros servicios en una ex escuela primaria. El grupo quería mantenerla abierta hasta marzo, pero el jueves fue su último día.

Noticias Relacionadas